miércoles, 5 de marzo de 2008


Hay un árbol detrás de la estación como un sonajero de pájaros. Un corazón en un puño , una tormenta a punto de estallar.
Si la mar se hiciera hombre, sería Unai.

2 comentarios:

kanif dijo...

Sonia, maja. No sueles publicar los comentarios. A ver si llega este.
Un abrazo.

kanif dijo...

¡Eh! Ya llegan... buen ahora no tengo nada que decir... pero ya se me ocurrirá en otro momento.
Otro abrazo.

Contribuyentes