miércoles, 26 de septiembre de 2012

Y..

De día soy presa de la realidad, y mis cadenas se enredan en razonamientos intensos,
intentando dar sentido a mi existencia.
De noche,  en sueños y deseos errante, con grandes cuerdas presa.
Sólo al alba y al ocaso, me siento libre.
En una verdad trasparente,  momentos de vértigo dónde sé que soy liberada.

domingo, 23 de septiembre de 2012

viernes, 21 de septiembre de 2012

!Qué elegantes se movían tus sábanas entre las mías, esta mañana!
y con el sol, las sombras y las pinzas, parecían un pentagrama.
!Ay! qué bien se movían tus sábanas, hoy en el tendido!
Ya sé, y mira que me digo...cuando te veo,
las cosas que te voy a contar... me acerco a ti, y me cierras los labios con tus dedos,
me acerco, y mis labios en tus dedos,
!qué movimientos esas sábanas!
Estoy buscando la forma y no hay manera,
Me miras me callas, y te ries,
!Qué elegantes se movían hoy  tus sábanas con las mías  en el patio!
!Y las pinzas como notas reflejadas!
!Ay! !Te imagino  a ti más elegante colgado en mis brazos!,
que de cosas  te diría,
que elegantes nos moveríamos, con las ventanas abiertas,
entre resbalones uno en el otro de las sábanas,
al final tan simple, como un baile en la feria,
Qué elegancia en la paz del patio.
entre tus sábanas y las mías,
frente a frente..

jueves, 13 de septiembre de 2012

La guerra entre el amor y el odio,
si gana el odio se traduce en venganza; si gana el amor en perdón.
Y así andamos de guerra  en guerras, toda la vida, por una cosa y por otra.
Hay que aceptar,que en estas guerras aveces se gana y aveces no.
Luego viene la memoria que todo lo trasforma con el espejo deformante del recuerdo.
"Te vi, me dices, detrás de aquel señor de negro",
Hablándome al oido ,entre todos aquellos ruidos de laberintos , te acercaste.
Dulce sueño.
Me dijiste :"-¿Y ahora ..qué?",
Y yo temblaba, por no saber qué decirte.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Mi guerra

Voy apartando lienzos entre sombras, y abriendo más y más espacios en silencio. Encuentro figuras que se dibujan, en trazos inacabados, palabras  casi terminadas , queriendo pronunciarse. Y todo ello, imperfecto y sutil me llena y me alienta a encontrar los objetos extraños y olvidados, objetos, que brillaron  una tarde con susurros de ancianas,  acurrucados en mi interior desde entonces, objetos tranquilos, esperando  dibujarse en un cielo sin mensaje, tras una luz de plata que todo lo llene.
Y así andan descalzos mis sueños en la lluvia, a punto de disparo de cualquier cobarde.
!Sálvate, no despiertes! me dice y me lleva con su mano volandera, hacia arriba, donde  veo que me mueren miles de veces.
Y vuelvo a renacer  de cada muerte una y otra vez cada mañana ,  apartando sombras y silencios buscando en cada hueso y sonido,  la palabra.


Contribuyentes