domingo, 13 de abril de 2008

Para ti Javi:


"Hoy me gusta la vida mucho menos, pero siempre me gusta vivir".

Javi, desde que te has ido , no hago más que leer poesía. Pensaba, "esto me calmará".
NO calma, no llena el hueco de tu ausencia.

Javi, me mezclo en tus cenizas, yo ceniza.
Me mezclo con Eva, yo cenizas también...ahora los dos tú y Eva, los tres... en las aguas de dos puertos, salados, suaves me sumerjo entre alas de mariposas irisadas, yo con vosotros.
Eva, Javi...
Hay días que lanzo jerseys al viento, y vuelan canto, y lanzo los jerseys una y otra vez, al aire... canto.
Y vuela el jersey, vuela.

Javi, un agujero enorme me mira, me precipito.

4 comentarios:

kanif dijo...

¡Qué puñeta!
Un abrazo.

Anónimo dijo...

¡Qué amarguras me trae al corazón y a la mente este post!
No me es ajeno ese sentimiento de vacío por la ausencia definitiva de un ser querido.
Ese desgarro no lo mitiga ni la poesía ni el tiempo, sólo aprendemos a convivir con la angustia de no tenerle ya entre nosotros.
Siento ternura y compasión por usted - de padecer con,compadecer - intuyendo un drama evocado y descrito en su amargo y triste post.

Un ciberabrazo Sonia, con mi solidaridad.

Io

sonia dijo...

IO:
Siempre tan atento, y tan amigo.
La verdad es que no sabía que era tan doloroso, pensar que no volvemos a ver, a escuchar, a saber que está un amigo.
Muchas veces pensaba ¿qué pensará, Javi de esto o lo otro?
Eso me duele.
Gracias Io. muchos besos.

Kanif:
Mi bueno de Kanif, otro beso.

balen dijo...

"Aprender a convivir con la angustia", acertada frase de Io. Y al final -qué remedio- se aprende.
Un fuerte abrazo, Sonia.

Contribuyentes