miércoles, 19 de octubre de 2011

Un día más



Ayer tuve quimio. Desde hace unos cuantos meses llego, me siento me pinchan bajo la clavícula, casi casi a modo vampírico como diría Carlo Frabetti, y al poco de ponerme la medicación para combatir los efectos secundarios, me quedo dormida.
Voy escuchando los diferentes pitidos de las máquinas , los míos y los de otros compañeros indicando que se les acaba su medicación, llegan las enfermeras y ponen las siguientes bolsas.
Me doy cuenta, que me desentiendo de la escena , me dejo llevar a donde mi cerebro dormido quiere, durante tres horas.
Cuando suena el tercer pitido, sé que solo me falta un suero más y se acabó mi turno.
La enfermera, me guiña el ojo: "Sonia, una menos"
Le sonrío y me voy pitando al metro, tengo que preparar la comida, hacer alguna compra,leer el artículo de mañana,.... eso que llaman vivir.

PS:
Gracias a todos los amigos, y conocidos y anónimos, que me dais tanto cariño.
A mi familia.
A ti Kauldi,que me dices tantas verdades y tantas mentirijillas que me hacen tanto bien.
A todos los personajillos, y personajuchos que me he encontrado en el camino, porque no soy como vosotros, y eso me llena de alegría.
Y a Olga, porque espero verla pronto.


UNA BATALLA

4 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

Aunque eso del día a día haga que no me acuerde tanto como quisiera... abrazote de oso, también hoy.

M i K e L dijo...

Plas Plas Plas! Sonia, toda la fuerza del mundo de este enclenque cascarrabias. Un beso!

Moli dijo...

A TI... Muxu handia.

sonia dijo...

Os quiero mucho, (me imagino que ya lo sabeís), pero por si la memoria flaquea.

Contribuyentes