domingo, 8 de febrero de 2009


El deseo sin acción: células madre de la felicidad.
El deseo con acción: un hombre.

4 comentarios:

Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
javi dijo...

El deseo es la mitad de la vida.
La indiferencia es la mitad de la muerte.
¡¡ Que estraño !!, desear ciertos placeres es una parte de mi dolor.

sonia dijo...

Bueno, Io cuando tenga tiempo, intentaré traducir.
Gracias.

Javi tú estas ultimamente muy filósofo eh?

javi dijo...

Filósofo ???.
Lo que ocurre es que desde que me enteré que Sabater es un intelectual, me lo he creido, y me he dicho, ¡¡¡ este no es mas que yo !!
De Bilbao de toda la vida.

Contribuyentes