sábado, 18 de octubre de 2008


Había un hombre que tomaba 10 platos, diez platos blancos, su última esperanza.

Tomaba uno a uno cada plato, y lo comenzaba a girar desde el borde hasta levantarlo, y así el segundo, y el tercero y volvía a levantar el primer plato rozándolo una y otra vez y volvía al tercero que ya empezaba a caer y elevaba el cuarto, el quinto el sexto y corría hasta el primero, el segundo ,el tercero el cuarto, el séptimo, el octavo y volvía al cuarto al quinto al sexto, al primero, al segundo al tercero, al sexto, al séptimo, al octavo, al quinto ,al sexto, al primero, al segundo al tercero, al cuarto al séptimo, al octavo, al noveno al décimo y corría al primero al segundo, al tercero al quinto al sexto al séptimo al cuarto, al quinto, al sexto al octavo ,al noveno al séptimo, al décimo y al primero, al segundo, corría al cuarto, al sexto, al octavo al décimo..al quinto al séptimo, al primero...y entonces llegaba la presentadora,elegante, cardada y con moño , aplaudiendo desde el fondo de unas cortinas y con una gran sonrisa, le daba las gracias.

Así las amistades.

4 comentarios:

kanif dijo...

¡SOOONIAAA! ¡Se te requiere en el blog de Eztabai!

M i K e L dijo...

Sonia... Este post me ha encantado sobremanera. Me gusta cuando juegas con las situaciones y las llevas a tu huerto.

No le hagas caso a Kanif que no hay obligación de meme y además sabemos que dado tu curriculum tendrás mil cosas y no cinco.

Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Contribuyentes