miércoles, 7 de enero de 2009



Esas mujeres podrían estar muertas.
Los soldados no.
Ese niño, podría bien estar ahora muerto, enterrado entre cascotes.
Los soldados no.
Esos pañuelos, que cubren sus cabezas podrían bien, estar llenos de sangre.
Las metralletas también.

Pañuelos, cubiertos de metralletas
Metralletas cubiertas de sangre.

Sangre palestina.

Despertarán tus muertos con risas de mujeres y niños.
Ay! Palestina, Ay Gaza!
Cadáveres de mujeres y niños, riendo..
Atronadoras risas, que nos volverán locos.

2 comentarios:

kanif dijo...

¡Que injusticia y qué tristeza!

Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Contribuyentes