viernes, 11 de julio de 2008


Ibamos caminando tres.
Un albatros, un hombre y yo.
Cerraba los ojos caminando por las orilla.
Cerraba los ojos y Oía al albatros, volando a mi lado.
Abría los ojos, veía al hombre caminando al fondo, desdibujado, como si fuera de harina.
Ibamos caminando tres, un albatros un hombre y yo.
Cerraba los ojos, y los abría, caminaba en la orilla, sobre la espuma, con manos abiertas, extendidas, los pies flotando en el aire.
Ibamos caminando tres.
Abri los ojos y el hombre volaba también.

1 comentario:

Blanca dijo...

¡Precioso!
gracias por compartir ese momento.

Contribuyentes