viernes, 7 de noviembre de 2008


Creo que podría transformarme y vivir con los animales.! Son tan apacibles y dueños de sí mismos!
Me paro a contemplarlos durante tiempo y más tiempo.
No sudan ni se quejan de su suerte.
No se pasan la noche en vela, lloarando por sus pecados.
No me fastidian hablando de sus deberes para con Dios.
Ninguno está insatisfecho, a ninguno le enloquece la manía de poseer cosas.
Ninguno se arrodilla ante otro, ni ante los congéneres que vivieron hace miles de años.
Ninguno es respetable ni desgraciado en todo el ancho mundo.

Walt Whitman

2 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

En euskera y con música cantado por Txomin Artola.

Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Contribuyentes