jueves, 6 de noviembre de 2008



La veo cansada, a medio despertar.
Llorando, asustada. No para de hablar ,no para de pensar en viajar a la China, navegar con Balmais con vacunas de la variola, conocer a Casanova, pedir de puerta en puerta con Teresa, dibujar en una esquina del Louvre, (en una de esas salas con gordas tapadas con velos pálidos) en salas de alfombras y techos altos..
En las puertas del séptimo cielo, si me llamara.
Algo loca, recién nacida.
Ella.
Yo.
Vete tú a saber si las dos, y ninguna de ellas.

6 comentarios:

kanif dijo...

Me estremeció la muchacha
Hija de aquel feroz continente
Que se marchó de su casa
Para otra de toda la gente

Me han estremecido un montón de mujeres
Mujeres de fuego, mujeres de nieve

Pero lo que me ha estremecido
Hasta perder casi el sentido
Lo que a mi más me ha estremecido
Son tus ojitos, mi hija, son tus ojitos divinos

Me estremeció la mujer que parió once hijos
En el tiempo de la harina y un kilo de pan
Y los miró endurecerse mascando carijos
Me estremeció porque era mi abuela además

Me estremecieron mujeres
Que la historia anotó entre laureles
Y otras desconocidas, gigantes
Que no hay libro que las aguante

Me han estremecido un montón de mujeres
Mujeres de fuego, mujeres de nieve

Pero lo que me ha estremecido
Hasta perder casi el sentido
Lo que a mi más me ha estremecido
Son tus ojitos, mi hija, son tus ojitos divinos

sonia dijo...

!qué bella palabra es: estremecer!

Hoy una niña en la consulta me ha dejado estremecida, va y me dice:" sé hacer muy bien la lateral" ha cogido y ha hecho la voltereta lateral allí, ras-plam.
me he quedado bien para todo el día.
Las mujeres, de niñas como giraldillas.
Un besote Kanifero, que bello lo que escribes.

kanif dijo...

Ya me gustaría que fuera mío chica; es de Silvio Rodriguez. Aunque lo siento como mío. La poesía es de quien la necesita...

Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

kanif, rectifico.

El Silvio ese sera excelente cantando, pero eso que escribio es ripioso de la cabeza a los pies.

Que horror!!

Tambien es verdad que, muchas veces, esas letras horrosas, cantadas, hasta cobran encanto y gracia. Sera el caso, pero leida es un fardo dificil de digerir para mi.

:-) Un abrazo

Saludos al resto.

sonia dijo...

Io el desmemoriado.
Oye, no la habrás visto de espaldas?
No sé digo.

No hijo, todo caido y natural sin silicona ;-)

Contribuyentes