viernes, 21 de noviembre de 2008


Pasa el tiempo, tan lento, tan rápido.
Ayer, hoy.
Mañana suena a ya conocido.
Pasa el tiempo, y el espacio, pasan.
Pasa la dulzura de tus manos, de manos a manos, de labios a labios, pasa la tierra de rodar.
Viendo como hablas de amor, pasa el tiempo, ayer que es hoy, mañana que será, que fue , que es.
Todo está alborotado.
Mis pasos, marcando el camino para dormir en tus brazos.
!Gritando para asustar!
Pasa el tiempo, enjambre en mi cabeza..
Hablar de amor, pasando el tiempo.
Resucito, cierto, resucito.
Una y otra vez resucito, pero no allí, ni en el más allá.
Aca, resucito a cada vez, de mis propias cenizas.
Resucito, resucitamos, todos, en cada momento.
Cierto.
!Gritando para asustarnos!
De repente, casi.
Casi, casi cierto.
Casi.

4 comentarios:

Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Josep Ros dijo...

Tiempo, espacio, pasar, resucitar, dormir, propias cenizas, asustarnos. Por suerte la palabra amor también la introduces.

Con los sustantivos, adjetivos y verbos que mencionas, cuántas combinaciones con sentido pueden haber? y con sentidos contrapuestos?

Siempre es un placer leerte.
Un abrazo Sonia.

Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
sonia dijo...

Gracias Josep, el placer es mutuo.

La Miel, un buen tampón de ácidos.
La inteligencia de las abejas puede con la obzecación de los temperamentos malencarados.

Fructosa contra ácido desoxiurodélico, abejas contra rencorosos.
Flores contra entrecejos.

Besos.

Contribuyentes