viernes, 28 de noviembre de 2008


Estaban las luces inauguradas. Día del encendido. Alcalde, Concejales, Consejeros niños y niñas. De repente, en la gran riada de luces de la Gran Calle y del Gran Almacen, una bombilla fundida.
-"Mira, aquella de allá de la esquina"
-"¿Dónde?"
-"Mira aquella, mujer ¿estás ciega? . Allá arriba ¿la ves?"

Todo el mundo se pone a buscar la bombilla fundida. Todos señalan con sus gélidos deditos, aquí y allá. Los carteristas hacen su tarde. Van deshojando carteras como margaritas:" ésta sí, ésta no, ésta sí".

Una mujer le toca el culo al alcalde:
-"Señora! ¿qué hace?"
-"UY! Perdone, estaba buscando las gafas..en el bolso".

La bombilla, que parecía fundida, comienza timidamente a vibrar.
-"Mirad, mirad....se enciende, se enciende!!!"
Todos vuelven sus caritas ante la maravilla, la luz vibra, vibra.....subitamente reluce más de 2000 watios, es una superbombilla, otra nueva atracción postmodernista, y !!SSSHUMBZZ!!! todas las luces de Bilbao se apagan.
Sale un tufillo de cable quemado.

La Gran Vía a oscuras, no suenan ya cancioncillas de Gran Almacen...todo queda como boca de lobo.
Llegó la Navidad.

2 comentarios:

Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Contribuyentes