miércoles, 12 de noviembre de 2008


Voy el otro día a mi paseo religioso catedralicio, y me encuentro con el altar al Sagrado Corazón de Jesús.
Un Corazón atravesado por decenas de rayos solares, sobre un fondo de madera teñido con panes de oro.
Me fijo más de cerca y observo que algo no concuerda con lo que recuerdo de la circulación coronaria humana y la circulación coronaria de aquel corazón.
Y me doy cuenta que el modelo que ha servido para tal motivo es un corazón de vaca.

Sí, un corazón de vaca.

Pienso por un momento, que pensarían las beatas y feligreses si les dijera que han estado llorando, rogando, rezando delante de un gran corazón de vaca.

No me imagino, tan siquiera , pensar que en un momento de arrebato alguna o alguno hubieran pedido una señal:" !! Háblame señor, dame una señal, dime algo!!" y que hubieran escuchado:" Muuuuuuu".

No , no quiero imaginármelo.

6 comentarios:

kanif dijo...

Pues ese corazón que has puesto en la imagen es casi igualito a las granadas que aparecían bordadas en las enseñas de los batallones de granaderos napoleónicos, con sus llamitas surgiendo de la boca y todo, que luego se extendieron a todos los ejércitos de orbe. Estoy seguro de que está inspirado en ellos. Iglesia y ejército siempre de la mano.

M i K e L dijo...

Bien por el post! Nunca digas nunca jamás!

Josep Ros dijo...

Sonia,
Espero y deseo estés bien. Si lo necesitas tomate un descanso, todos lo necesitamos. Recibe todo mi apoyo internáutico.

Mira, yo estoy siendo "casi presionado" pora hacer un seminario sobre Gestión y optimización del tiempo.. y resulta que no tengo tiempo para hacerlo (paradojas) casi ni para mi vida privada. Es un agobio (exceso de trabajo y viajes).
Me gusta leer tus comentarios en tu blog, son ingeniosos e inteligentes y siempre me aportan cosas nuevas. Continua dentro de un tiempo.

Recibe un fuerte abrazo.

sonia dijo...

Josep:
Eres un cielo, siempre estas ahí, apoyando con tus amigables palabras y deseos.
Gracias, y haz el Seminario y cuéntanoslo después.
Descansa tú también de cuando en vez (porque de vez en cuando ya veo que es difícil;-)
Un abrazo.

Kanif:
El corazón de la catedral de Bilbao es una psada, la próxima vez lo tienes que ver.El ejército es la leche...
Lo súnicos corazones los dibujados en los árboles

Mikel:
Goldfinger!!
;-)

javi dijo...

Y por que no de toro ???,
Es que vuestra irreverencia llega a tal extremo que hasta a los cursos les llamais seminarios, cuando seminario se le llama a la fabrica de hacer curas.
Sonia pienso decirle al obispo que te prohiba la entrada a las iglesias, basilicas y catedrales.
Te vas a tener que conformarte con las ermitas y colegios religiosos.

Io dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Contribuyentes