martes, 23 de septiembre de 2008


Invisible para ti,
trás de la puerta,
recuerdo tu espalda,
bajo tu cama.


Niños,vengan todos a ayudar,
cojan candelas,
traigan agua,
que ustedes saben bien curar.

Invisible para ti,
hago señales,
ni el olor,
ni el humo,
te hacen ver.

En la esquina del tejado, una antena,
en el otro ,
una veleta,
de noche, de día..
lazos caen de las ventanas.


Amor que se mendiga
centimillos de cobre.

4 comentarios:

Io dijo...

¿Quién te pasó esa foto de mi cole, Sonia G?

Pero ese día estaba con "anginas", o sea que tenía fiebre y un examen de lengua. Nunca supe si el examen provocó mi oportuna enfermedad o fue la maldita garganta que me libró del incordio de aquel examen.

Recuerdos de colegial, ya ves.

De colegial en colegio mixto, ¿dónde metieron a mis compañeras de clase? ¿Por qué no están en la foto? Es cierto que el aula estaba dividida en dos partes: a la izquierda del profe, ellas, a la derecha, nosotros. Y un amplio pasillo por en medio.

Pero las miraditas saltaban impunemente el pasillo y los papelillos doblados con mensajes ingénuos lanzados con una goma eláastica de yougourt Danone, también. Yo creo que en la época no les ataban las patas a los pollos con gomas elásticas, eso vino más tarde. Las batallas con granos de arroz no llegaron hasta la sustitución de los tinteros por los bolígrafos...pero esto es como rememorar el Pleistoceno para ti y para muchos de tus colegas, Sonia .

Hoy es tiempo de MP3, de MP´s varios4 e iPod´s últimísssssssima generación. Hoy es tiempo de móviles que cantan, bailan y zapatean mientras vacían a buen ritmo la cuenta cooriente familiar. Y las fotos escolares actuales son las de mostrar el calzoncillo a pantalón caído y con la gorra beisbolera a lo yankee cutre.

El "Imperio" será detestable para muchos "revolucionarios" de tasca, de café o de salón, pero parecemos empeñados en enfangar a nuestros jóvenes en lo peor, en lo más carcelario de ese detestado "Imperio", por lo menos estéticamente.

¡Será por contradicciones, Sonia G!
;-)

Saludos.

kanif dijo...

Antes todos los niños tenían las orejas de soplillo. Parecían criaturas ingenuas como corderitos. Aunque luego hicieran una guerra civil...
Ahora las tienen pegadas al cráneo, hacia atrás, como los depredadores.
Espero que no sea premonición de nada...
A lo mejor es sólo por el corte de pelo...

javi dijo...

Arriba el tercero por la derecha, ese rubio y risueño altito, pues ese soy yo.
Me acuerdo que el jersey me lo hizo amoma, era punto del ocho, azul y blanco, los colores de Argentina, donde pasó unos años tras la guerra civil.
Y la corbata se sujetaba con una goma, así se asemejaba a los arboles de hoja perenne, siempre el mismo nudo-hoja.
Aprecio a mi derecha a Natxo, incombustible empollón, que ha terminado siendo uno de los jerifaltes de Iberdrola. Pero bueno, al fin y al cabo un obtuso cerebelo de ciencias.
¡¡ Que tiempos !!, ¡¡ que recuerdos !!, una de las cosas que hecho en falta ,es que por aquel entonces, me sabía de memoria el
" Cara al Sol ", y el " Por Dios por la Patria y el Rey ", mas tarde me enteré que se llamaba
" Auñamendi ".
¡¡ Que pena me da el haberlos olvidado !!. Pero ....... con un poco de suerte y a este paso, igual el PSOE los instaura de nuevo.
En esta foto falta el padre Nazario, le llamabamos el sobón, porque, ¡¡ gaitas !!, ¡¡ no hacia mas que acariciarnos y apretarnos !!, se supo que dejo la congragación y entro de inspector en el Cuerpo Nacional de Policia.
Además, tras la clase de Formación del Espíritu Nacional, aprendíamos a desfilar:
.- Izquierda, ¡¡ Arr !!.
.- Media vuelta ¡¡ Arr !!.
.- Alineación izquierda ¡¡ Arr !!
.- Un, do, tre, catro !!
.- Un, do, un , do, .... ¡¡ Alto !!
Que gozada, porque luego en la mili, allá en marinería de El Ferrol del Caudillo, yo ¡¡ era el puto amo !!, ¡¡ sabía desfilar !!.
Y cuantas, y cuantas cosas mas,
¡¡ ene ama !!

sonia dijo...

Yo estas fotos se la robaba a mi hermano, y miraba de corrido hasta encontrar el moreno guaperas.
me paraba y le preguntaba el nombre, él siempre me decía primero el apellido.
Le preguntaba durante una semana, si Jorge había jugado al futbol, si había tenido catarro, si había sacado 10 o si él, mi hermano, le había dicho que me llamaba Sonia.
Para mí llamarse Sonia era lo más exótico que podía ofecer, eso y decir que había visto una araña grande como una mano.

Un abrazote Javi..

Contribuyentes