martes, 16 de septiembre de 2008



Va corriendo con el cochecillo y su niño, siempre va corriendo esta mujer .La Luz, empieza, ya..!qué frío!
Tengo que meter flores en la nevera, si tengo lechugas y cebollas, ¿por qué no unas flores? unas flores grandes en la nevera, al lado del queso y los huevos, del tomate y los espárragos..unas flores.

Flores, el frigo lleno de flores!

Viene el hombre boliviano, el marroquí, los chicos argelinos, viene la colegiala, con su melena lacia, caída, rubia..que solo consigue levantar con un movimiento de pestañas.
La mujer ecuatoriana, la peruana, corriendo, siempre corriendo, siempre dándome un ligero codazo: "perdone usted ,señora".
Señora, señora...
o chica como decía ayer Endika: "Chica ¿me das un palito?" "te doy dos..tres, cuatro por lo de chica.."
Endika..y sus toses.

Me cruzo con un hombre que siempre me cruzo, el hombre del cruzamiento, al cruzarnos quedamos las caras como un cuadro de Bacon, splashh! pegadas, de lado con la boca al biés.

Me cruzo con los chicos marroquies, con el niño que lleva a su madre en el cochecito, con la mujer Holandesa, con la colegiala americana, con el preso de Herrera, de Carabanchel, de Puerto de Santamaría...
Con el ejecutivo y su novia de la mano,del anillo, de la corbata

-¿me das una moneda?...que no puedo coger el bus!.

¿por qué me dijo mi padre que era un pájaro azúl? los pájaros azules no existen.

-"¿dónde estoy?"
"en Bilbao", oigo una voz, que conozco..es la mía.
-¿ a dónde voy, a dónde quiero ir?

Sus palabras amorosas resuenan, rebotan en el frontón corazón, trinquete, ajado, solitario sin humo de puros...

La luna, bella, siempre bella, Luna..
La Luna aparece como un gran comprimido de Lipitor, en este mundo lleno de grasa y abundancia..en este mundo de ricos pobres, de pobres ricos de hambrientos glotones y de vírgenes lujuriosas.
En este mundo en el que BIlbao es una peca, una mota, un puntito y yo entre trenes, y coches aparcados,caminando..
pensando en ti,
en ti,
en ti...
en mí,
en mí,
en mí..
en fa, do, sol, la
re , do.

2 comentarios:

Io dijo...

Hola Sonia G.
Te leo y tengo la impresión de pasar de un cuadro costumbrista al inicio de una sinfonía. Pero mi (falta de) formación musical me impide percibir si son de esos compases mágicos que pueden embriagar los sueños de un mortal sin contemplar la luna ni tener una bella imagen de mujer en la que pensar.
¡Eso que me pierdo, Sonia G! Pero tú sigue escribiendo, deja esos retazos de vida esculpidos en palabras. Los que como yo, no damos para más, los disfrutamos.
¡Gracias y que tengas un buen día!
Saludos para todo el personal.

Io dijo...

Hola Sonia G.
Te leo y tengo la impresión de pasar de un cuadro costumbrista al inicio de una sinfonía. Pero mi (falta de) formación musical me impide percibir si son de esos compases mágicos que pueden embriagar los sueños de un mortal sin contemplar la luna ni tener una bella imagen de mujer en la que pensar.
¡Eso que me pierdo, Sonia G! Pero tú sigue escribiendo, deja esos retazos de vida esculpidos en palabras. Los que como yo, no damos para más, los disfrutamos.
¡Gracias y que tengas un buen día!
Saludos para todo el personal.

Contribuyentes