viernes, 5 de septiembre de 2008


Pon una gaviota en tu vida,
una gaviota que sea bella,
que pesque bien..
que sea idiota.

Pon un cordero en tu vida,
un cordero que bale bee
que bale bieeeenn
que caliente,
que mire fijamente sin apenas moverse
un cordero.

Pon en tu vida una rana,
que beba whisky
que salte y cante
que cante y salte
que resbale, que desaparezca..
Que sea principe o rabino

Pon en tu vida un perro
que sea fiel,
que te lama
que te guie
que ladre tu ausencia

Pon en tu vida un hombre
que no sea gaviota, ni oveja
ni rana, ni perro
que te haga la tierra rodar.
Un poco de amor en compañía
porque el amor si es poesía
se mueve y se escucha..
mueve y escucha.
El amor en compañía
hace que al infinito le falte algo,
algo, algo
fiesta,
trabajo y pan.
El amor en compañía.

6 comentarios:

kanif dijo...

¡Fabulosa!
Mañana pondremos la oreja...

sonia dijo...

Gracias querido amigo.
Nos escuchamos..

Josep Ros dijo...

El Amor es Dificil y Extraño en estos Tiempos.

No sé si realmente la frase de encabezamiento es cierta. Quiero decir, es de suponer que cualquier tiempo ha sido difícil para el amor, no ya solo para el mío o el tuyo que tanto pides, sino para el de todos. La historia, ya sabes, ayuda a entender esta afirmación.

Ahora bien, de lo que casi estoy seguro es que nos encontramos en una época en la que el amor se ha convertido en algo extraño.

Así, ¿cuántos tipos de amor conocemos? Existen multitud de ellos: el amor fraterno, el platónico, el carnal, el familiar… y el último descubrimiento, el cibernético.

Existen amores incluso a personas que vendrán y a personas que han dejado de existir. El amor en todas sus versiones es real. Basta ya de afirmaciones obvias.

A mi el que siempre más me ha gustado ha sido el amor despechado, probablemente porque ha sido el que más me ha tocado experimentar. He aprendido a encontrar la belleza en el placer del abandono, en la despedida… no me he acostumbrado a perder, pero la pérdida forma parte tanto de mi biografía sentimental que podría afirmarse que se ha convertido en una constante. Las constantes tienden a repetirse (otra obviedad) las obviedades se hacen costumbres y las costumbres mutan en leyes. Mi ley es darlo todo y no guardar nada para la vuelta, por eso siempre desando el camino solo. Pero te diré algo, al volver solo pienso y me doy cuenta de que lo que he dado es bello, y pese al dolor, siempre acabo sonriendo… y acordándome de ti…

(Por desgracia no es mio)

La cama es de dos plazas ¿verdad?

sonia dijo...

Hola Josep:

La cama tiene pinta de fundirse en el paisaje del cuarto.
Como que puede llegar a llamarse pared, puerta.

Cama que abre, cama que sostiene, apoya, vigas, arbotantes.
!Hasta a votantes!

La cama puede ser de divorcio, de celibato, de virgen, de seminarista, de ministro en funciones o de una ancianita, que se le olvidó que había colores porque tiene cataratas, blancas cataratas.

La cama es de dos, si amigo mío, de dos..de doscientos..de padres y madres, de infidelidades,de amores ,de lloros, de muchas noches en vela..la cama es de dos..sí, cama de alegría (cosa que existe)cuando dos..se hacen uno.

La cama y las matemáticas llegan a la conclusión:
2+0= 1
Si es que el amor, por tocarnos las narices,...siempre nos recuerda este plan: 2=1

Un abrazo josep, el texto es muy precioso.Estoy segura que lo hubieras escrito tú.
pues ¿cómo que no los realizas?
Ah! Bueno .

Io dijo...

Me ha gustado, Sonia.

Quizás no acierte y esté muy lejos de tus gustos musicales...pero a mí ese final que le das, me ha recordado una canción de no sé quién que decía: "amor para dos...amor en buena compañía"

Es una bobada, pero me lo ha recordado...y no recuerdo ni quién la cantaba, ni la letra completa. O sea que mi forma de recordar es a lo colador.

Saludos.

Io dijo...

Vuelvo sobre la foto de esta entrada, Sonia G.

Encontré imaginativo el texto que escribiste para la ocasión pero ya empiezo a considerarlo costumbre en ti, lo de ser tan imaginativa. Te envidio esa capacidad tuya por construir imágenes sugestivas juntando palabras, doctora.

Y eso no se compra en El Corte Inglés,,,ni en la tiendecita del barrio.

Vuelvo a la foto. Más la miro, mas sugestiva la encuentro.

Es una bonita foto con muchos pliegues, con mucha arruga y con un aire que a mí se me antoja entre candoroso y evanescente, más que otra cosa-

Horas agitadas las que atestiguan esas sábanas y esas dos almohadas.

¿Agitadas por la ausencia de quien no estaba compartiendo el lecho y se le esperaba con ansia?

¿Agitadas porque no se encontró el modo de afrontar una situación que rompió los equilibrios previos en que estaba instalada esa persona, o ambas?

¿Agitadas por una mera mala digestión?

¿Agitadas por el temor de no oir el despertador y llegar tarde a...?

¿Agitadas en el forcejeo amoroso?

No lo sé...pero fantasear con esos posibles escenarios me resulta relajadamente simpático.

No es necesarioa que nos cuentes la pequeña histori real,si es que la conoces, Sonia G. Yo, por lo menos, prefiero no enterarme.

Está bien así, donde puedo fantasear indolentemente...como si yo mismo estuviera a punto de levantarme de entre esas agitadas sábanas...que nunca conocí. :-(

Contribuyentes